Menu CULIBLANCO por FRANCISCO NIETO

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Unión Deportiva VILLAMARTÍN club de fútbol



Unión Deportiva VILLAMARTÍN club de fútbol 

Club de fútbol de la ciudad de Villamartín, Cadiz

Historia

La U.D. Villamartín surge tras la fusión de dos equipos como eran el Guadalete C.F y el C.D. Cazadores; pero remontémonos en el tiempo…

COMIENZOS

El fútbol se inicia en Villamartín a finales de los años veinte, el escenario donde por primera vez se practicaba, eran unos terrenos inmediatos a la antigua “Fabrica de Harina” que su propietario Francisco Romero Morales cedía a sus hijos y amigos para que jugaran. Se formaron varios equipos como el Flecha de Oro, Calavera, Racing Club, Atletic… iniciándose de inmediato una cierta rivalidad entre los mismos, hasta tal punto que el propietario de los terrenos manda ararlos para evitar los piques y disgustos.

En 1940 el Ayuntamiento adquirió unos terrenos en el “Llano de la Noria” (actualmente Colegio de Las Montañas) el cual se destinó a campo de fútbol, en aquella época el equipo titular era el Villamartín C.F. que vestía camiseta a rayas roja y blanca y calzón azul pero que nunca actuó en competición oficial, sus partidos eran de carácter amistoso contra equipos de los pueblos vecinos, este equipo se reforzó a partir de 1942 con militares de aviación que operaban en la zona y residían en barracones construidos en el “Llano de la Mata”.

                                                        fb. CULIBLANCO


A mediados de los años cuarenta, un sacerdote recién llegado a la población, Don Manuel Jiménez Sutil promociona el deporte entre los niños y jóvenes, creando y dirigiendo los equipos de Acción Católica y el de los Aspirantes de Acción Católica.

GUADALETE Y CAZADORES

Llegamos a una fecha crucial como es 1953, en ese año se fundan dos equipos: Guadalete C.F. que tenía su sede en el bar de Juan “El Cuchichino”, en la calle San Francisco, sus colores eran camiseta roja y pantalón azul y su primer presidente fue Vicente de Los Ríos Trujillo. Algunos jugadores de la época fueron: Diego Verdugo, Justo, Tarzán, Rafael Sarrión, Miguel Aliaño, M. Alpresa, Juan Álvarez, Juanichi, Eulogio y Pepe Carretero.

También se funda el en mismo año el C.D. Cazadores con sede en la “Taberna de Antoñito” en la Calle Los Malteses, la idea partió de un grupo de aficionados al “arte cinegético” sus equipación era blanca y sus primeros “rectores” fueron los hermanos Cruz Lara, José Pérez Mateos, Pepe Álvarez “Pitarra”, Ildefonso Benítez, Eloy Silva, los hermanos Morales y Antonio González Pérez, más tarde le sucedió Francisco Romero Candau como presidente y entre sus primeros jugadores estaban: Juan Luís Pavón, Modesto Moreno, Juan Sánchez, Justo “Mecherito”, Fermín Gilabert Sarrión, Paco Morillo, Rafael Romero Martel, Manolo Gómez, Sebastián Gilabert “Chato del Matadero”, Joaquín holgado y Paco Bernal.

Esto provoca que con el tiempo nazca una gran rivalidad entre los equipos, que si en el aspecto deportivo favoreció y fomentó la afición, por otro lado originó grandes disputas y enfrentamientos entre los aficionados e incluso familiares y amigos. Ambos equipos llegaron a federarse en la temporada 1955-56 compitiendo el Guadalete C.F. en Regional y el C.D. Cazadores en Provincial.

LA FUSIÓN

A Pesar de competir en categorías distintas, la rivalidad y enfrentamientos sigue creciendo, y tomaba una cariz cada vez mayor, hasta tal punto que para acabar con ello el alcalde de la época D. Adolfo Blanco Caballero convoca una reunión urgente y extraordinaria en el Ayuntamiento a la que asisten los presidentes y directivos de ambos equipos, acordándose por unanimidad la fusión y nombramiento de un nuevo club: la U.D. Villamartín , dicho acontecimiento tuvo lugar el 12 de Julio de 1956, pero no llegó a ser oficial y definitivo hasta el año 1957, también se acordaron los colores y equipación del nuevo club: camiseta verde y calzón blanco por coincidir con la bandera andaluza. Como primer presidente se nombra a Fernando Díaz Caparrós (secretario del juzgado y aficionado neutral), el entrenador fue el Sr. Fournier; destacados jugadores de este primer equipo fueron: Zafra, Ramírez, Martos, Paquito, Santos, Fournier, Ciriaco, Tejada y Paco Bernal.historia4

A partir de ese momento comenzaba una nueva etapa e historia, la que conocemos hasta nuestros días, la de la U.D. Villamartín; sería imposible nombrar a todos los jugadores que pasaron por nuestro equipo, unos mejores y otros menos conocidos pero que defendieron con sudor y honor nuestra elástica, así recordamos a: Paco Bernal (jugó en el Jerez industrial y pudo haberlo hecho en el Rec. de Huelva o Valencia C.F., cuyos ojeadores se interesaron por él, declinando las ofertas porque según Paco el fútbol no le hacía falta para vivir y lo tenía como una distración), Manolo “El Soleao”, Manolo Galindo “El de la Eriza”,  Garrido “El Saeta” (que más tarde fichó por el Real Betis Balompié), Osorio (jugó en el Español y llegó a ser internacional), Gerardo, “Pericote”, los hermanos Soleao  Juan Luís y Jesús Ruíz (entrenador en diferentes etapas), el coreano “Lee”(que llegó a fundar una escuela de kárate en Villamartín para promocionar las Olimpiadas de Seul 88), Ramón Holgado, Sarrión, “El Mosquera”, Fernando Román “El Chinchilla”, Zapata, Parada, Cruiff, Romano, José María, Vargas, Joaquín, Antoñito, Carlos Tenorio, Arjona… ect.

TRAYECTORIA

La UDV siempre se a movido por lo general entre la Primera Regional y la Regional Preferente, aunque también es cierto que dichas categorías distan mucho de las de hoy día, ya que eran más duras y con equipos de mayor calidad.

En la década de los 60 el equipo llegó a clasificarse para jugar el ascenso a Tercera División, perdiendo la al final con el C.D. Utrera. En los años 70 concretamente en la temporada 71-72 se logra el ascenso a la Primera Regional, el equipo de aquella época llegaba incluso a concentrarse para partidos decisivos en la Huerta de Don Luís y en el Mesón de la Molinera (Arcos).

En la década de los 80, se consiguieron varios ascensos a la Regional Preferente en la temporada 83-84 y 87-88. La ochentera fue la época del antiguo “campo de tierra” ese que se llenaba todos los domingos con aquellas gradas de maderas y te impregnabas con el típico “olor de reflex” cuando te aproximabas a los vestuarios. En dicha época el equipo adopta el color azul en su equipación (camiseta, calzón y medias).

Los finales de los 80 y principios de los 90 coincidieron con una de las mejores etapas de la UDV, puesto que se convirtió en un equipo asentado en la Regional Preferente, llegando incluso a ocupar puesto de líder en gran parte de las temporadas. Además coincidió con el estreno del nuevo Polideportivo Municipal con campo de césped, toda una novedad y “revolución” en la comarca de la Sierra de Cádiz donde el 100% de los terrenos era de albero.

Sin embargo, a finales de los 90 el equipo sufre una mala época, llegando a descender dos veces consecutivas y a jugar en la Segunda Regional, pero pronto el equipo se recompondría, ya que con la base de una nueva generación de jugadores que empujaba con fuerza desde cadetes y juveniles, se forma un bloque el cual logra poner al equipo de nuevo en la Regional Preferente.

Y así hasta nuestros días, donde tras varios ascensos y descensos entre la Primera Regional y Preferente, el equipo se asentó en ésta última concretamente en la temporada 07-08 donde el club cumplió las “Bodas de Oro” protagonizando una temporada para recordar, donde acabó líder e invicto.