Menu CULIBLANCO por FRANCISCO NIETO

viernes, 22 de enero de 2016

El contable sordo de la mafia y Circulitos como ejemplo. Bromas



El contable sordo de la mafia. 

Un jefe de la mafia descubrió que su contable había desviado 10 millones de dólares de la caja.

El contable era sordo. Por eso fue admitido en el trabajo, pues como no podía oír nada, en caso de una eventual detención y  proceso, no podría actuar como testigo.

El jefe le llamó para interrogarle y llevó consigo a su Abogada, que conocía el lenguaje de signos.

El jefe pregunta al contable:
- ¿Dónde están los 10 millones que te llevaste?

La abogada, usando el lenguaje de signos, le hizo llegar la pregunta al contable, que a su vez respondió con signos:
- Yo no sé de qué están hablando.

                                                                 fb. CULIBLANCO

La abogada lo tradujo para el jefe:
-  Dice que no sabe de qué le hablamos.

El mafioso sacó un pistola calibre .357 mágnum y apuntó a la cabeza del contable, gritando:
-  ¡Pregúntale de nuevo!

La abogada  por medio de signos le dice:
-  Te va a matar si no le cuentas dónde está el dinero.

El contable responde con signos:
- Bien, usted gana. El dinero está en una maleta marrón de cuero, que está enterrada en el jardín de la casa de mi primo Enzo, en el Nº 400 de la calle 26, bloque 6 del barrio de Santa Martha, mi primo no está ahora y no volverá hasta dentro de dos meses.

El mafioso pregunta a la abogada:
- ¿Qué dice?

La abogada responde:
- Dice que se caga en la puta madre que lo parió, que no tiene miedo de morir, y que no tiene huevos para apretar el  gatillo...

Moraleja: si las mujeres fueran buenas, Dios tendría una, y si fueran de fiar (las mujeres, se entiende), el diablo no tendría cuernos.



Circulitos como ejemplo

Dos amigos estaban fumándose un cigarro de marihuana cuando fueron detenidos por la policía.

En el juicio, el Juez estaba de buen humor y les dijo:

- Parecen buenas personas; les quiero dar una oportunidad... En vez de ir a la cárcel, ustedes tienen que demostrar a las personas el terrible daño que hacen las drogas y convencerlos de que las dejen.

- Deberán regresar a mi tribunal en una semana porque quiero saber a cuántas personas convencieron.

A la semana siguiente, los dos amigos regresaron al tribunal y el Juez le preguntó al primero:

- ¿Cómo te fue?

- Excelente Su Honorabilísimo, convencí a 17 personas que dejen las drogas para siempre!!

- Bien! Cuéntame, cómo los convenciste?

- Use un diagrama, Su Honorabilidad, dibujé estos 2 círculos:
               O o   y les dije que el primer círculo es el cerebro antes de usar drogas y el segundo después de usarlas.

- Muy bien! Aplaudió el Juez; y volteándose al amigo le pregunto: Y a ti, cómo te fue?

- Su Merced; convencí a 284 personas !!!

El Juez casi se cae de su silla:  - ¿284 PERSONAS? ¿Cómo lo lograste?

- También use diagramas, les dibuje 2 círculos: o O y apuntando al primer círculo les dije:

 Este es tu culito antes de entrar a la cárcel... y este otro cuando sales...